Controladors aeris

Conferència: Controladors aeris”

Conferenciant: Sr.Joshua Tristancho, Professor Investigador de l’EETAC

21 de octubre de 2014

El transporte aéreo es fundamental en la sociedad actual porque facilita la economía y a cerca a las personas. El tráfico aéreo ha ido creciendo progresivamente desde los años 20 hasta la actualidad en la que h ay un elevado número de operaciones al día. Por eso todos y cada uno de esos aviones deben ser controlados con total seguridad. En eso consiste el control del tráfico aéreo.

Navegación aérea se encarga de que cada aeronave realice su trayecto con: Seguridad , Orden y Fluidez. En el vídeo hemos visto un ejemplo del Centro de Control de Barcelona.

Una región de información de vuelo o FIR (Flight Information Region del inglés) proporciona una serie de servicios y está dividida entre otras ATZ, TMA y Aerovías.
• La zona de tránsito de aeródromo o ATZ rodea el aeropuerto a cargo de la torre de control. La torre controla tanto los despegues y aterrizajes como la rodadura de las aeronaves desde la puerta hasta la pista de despegue.
• Las áreas terminal de maniobra o TMA contiene estas zonas de tránsito de aeródromo ATZ y las rutas de salida (SID) y de llegada normalizada ( STAR). Un controlador de aproximación se asegura que las aeronaves salen o entran de forma segura, ordenada y fluida.
• Las aerovías son volúmenes de aire por el que circulan de forma ordenada las aeronaves una vez han salido del área terminal de maniobra o TMA. Los controladores de ruta se encargarán de guiar a los aviones y de proporcionarles información útil si fuera necesario. El controlador separa las aeronaves verticalmente 1000 pies (330 metros) y longitudinalmente como mínimo 3 millas náuticas (5,5 km).

A través del radar, el sistema SACTA presenta la posición de cada una de las aeronaves así como su información relevante. Durante el vuelo, la aeronave usará una serie de radioayudas que posicionan la aeronave como si fueran por una carretera. El sistema VOR es como un faro que indica al piloto hacia qué punto se dirige y cómo está posicionado respecto al radial o ruta. En ruta, la aeronave puede cambiar de región de información de vuelo o FIR en el que el controlador deberá traspasar su control a otra dependencia. En ruta y durante el vuelo, la aeronave pasa por los denominados puntos de notificación donde el piloto reporta al controlador que ha pasado por él.

El sistema de ayuda al aterrizaje instrumental o ILS proporciona a la aeronave su posición relativa al eje de descenso que termina en la pista: Proporciona información de precisión tanto vertical como lateral. La llegada comienza al entrar en el área terminal de maniobra o TMA del destino. En la aproximación, si hay demasiado tráfico la aeronave suele entrar en un circuito de espera. Una vez hay camino libre, la aeronave comienza el aterrizaje entrando en la zona de tránsito de aeródromo o ATZ. Esta es una de las maniobras más peligrosas debido a la gran cantidad de procesos que el piloto debe atender antes de tomar tierra.

Durante el aterrizaje, la estela turbulenta del avión que acaba de aterrizar puede hacer caer un avión que sea más ligero que el anterior. Las distancia pueden llegar en algunos casos a 7 millas náuticas (13 km) de separación entre naves que están apunto de aterrizar.

Para que la aviación sea segura, ordenada y fluida, el tráfico aéreo debe ser orquestado en todos los elementos implicados en la navegación aérea: Las aeronaves, los controladores, los aeropuertos y las compañías aéreas.
Joshua Tristancho